Mostrar Mensajes

Esta sección te permite ver todos los posts escritos por este usuario. Ten en cuenta que sólo puedes ver los posts escritos en zonas a las que tienes acceso en este momento.


Temas - Nienor

Páginas: [1]
1
Artes audiovisuales y musicales / AMVs [Kobato & Tsubasa]
« en: 04 Marzo 2010, 04:04:33 am »
Me tomó un siglo hacer, renderizar y colgar estos; de verdad, apreciaré si los ven y me comentan y/o critican ya sea aquí o en youtube

Inalcanzable.
Broken

Ningún material usado me pertenece y todo eso.... Editados en Pinnacle Studio Ultimate 12

2
Artes literarias / Cielo [Digimon]
« en: 30 Enero 2010, 22:31:52 pm »
Digimon Adventure y sus respectivos personajes no me pertenecen.
--

Cielo
[/b]

Esa mañana casi se había alegrado profundamente de que por fin su elegido se permitiese abrir las cortinas del apartamento a recibir el sol. Hace días que el astro rey no se dignaba a iluminar el departamento de los Ishida y saber que, de una u otra manera, él lo estaba superando.

Sin embargo, la mirada infinitamente melancólica puesta en el firmamento le dijo todo lo contrario.

—Yamato… —habló en un susurro, observando con tristeza el semblante ido de su compañero. Él no le contestó, por supuesto; sus ojos azules viajaban fueran sin notar el imperante desorden de su hogar, el polvo juntándose tras las alfombras o la voz tímida de Gabumon llamándole con ansiedad.

Cuando por fin algo del eco fue procesado por su razón, viró a verlo y le envío una sonrisa vacía; sin embargo, supo inmediatamente que eso para Gabumon no era suficiente prueba. Por lo que poniendo todo el vago esfuerzo que podía, pronunció evitando verlo a los ojos... mentir así era mejor que nada.

—Estoy bien —contestó la pregunta no hablada. El universo azulado matutino casi le sonreía, llevando a su mente a su mente las estrellas platinadas a las que cantaba cada noche desde que renunció. No le quedaba nada, no quedaría nada. De esta manera, al menos podría contentarse con el pensamiento de que ella sería feliz en brazos de alguien que la merecía.

Sería más fácil si el incesante dolor en su pecho se fuera de una vez o si el cielo no le recordase que ella seguía allí en alguna parte siendo dichosa sin él.

—No creo que eso sea cierto, Yamato —escuchó de su compañero digital, sintiéndolo sentarse a su lado donde quiera que estuviesen ahora. Podía casi leer la tristeza en la paciente voz de su amigo, el único que sabía porqué había roto con Sora.

Sora, estos últimos días no lograba pensar en otra cosa. Aunque más bien debería concentrarse en su propio bienestar o en los frustrados intentos de los demás por contactarlo desde que desapareció.

Su padre, Takeru, Sora.

‘No vas a dejarme, ni siquiera aquí ¿Verdad?’

—Quizá no —suspiró —pero de todos modos es lo mejor. ¿No lo crees? —continuó sabiendo que Gabumon entendería todo lo que iba a decirle, y si no lo entendía simplemente se lo guardaría para sí —Si estuviera allí, ellos no podrían ser felices. Simplemente arruinaría todo.

—¡Eso no es verdad! —exclamó el digimon indignado, perdiendo por poco la paciencia —¡Ellos son tus amigos, se preocupan por ti, y no van a estar felices si saben porque escapaste, Matt! —pronunció claramente, usando el sobrenombre por el que era llamado de niño.

Sonrío, amargo —Me dijiste lo mismo aquella vez —el ser digital lo observó, espabilando de su reprimenda —…cuando nos quedamos atrapados en esa cueva. Pero las cosas ya no son las mismas.

En ese entonces no había contado con quedar totalmente indefenso ante ella, estar al borde de la muerte luego y obtener la única maldición (no podía llamarla de otro modo) de la que no estaba dispuesto a contagiar a los demás. Ellos no se merecían tenerlo, siendo un estorbo como ahora; tan sólo lograría poner furioso a Taichi, entristecer a sus padres, preocupar a Takeru y hacer sentir culpable a Sora. No se los diría, era lo más conveniente.

Ni siquiera Gabumon debería saberlo. Pero, en un acceso de estúpida debilidad al conocer la noticia, le había llorado todo sin pensarlo dos veces.

Realmente maldecía que su mejor amigo tuviese que pasar por el mismo infierno, aunque fuere por poco tiempo.

—Yamato…

—Takeru ya no me necesita, aunque siempre seré su hermano. Papá, no podría lidiar con lo que esto conlleva. Sora y Taichi...no necesitan saberlo, tampoco los demás.

Si la portadora del amor se hubiese quedado con él, sólo hubiese hallado sufrimiento.

—Pero ellos, Matt… tu emblema. ¡Tu emblema es la amistad, no puedes…!

‘Esto es lo que amistad significa para mí’

No se permitió una respuesta. Se irguió rápido, encaminándose a la enorme terraza de su apartamento. Desde allí podía contemplar el mar azulino sin que los argumentos de su compañero nublasen su decisión, el haber elegido la felicidad de Sora por sobre la suya.

No le quedaba demasiado tiempo, al fin y al cabo. Retirado allí apenas podría disfrutar algunos meses antes de que las piezas comenzasen a encajar y alguien viniese a buscarle. Tal vez Taichi, o Daisuke…alguien lo suficientemente valiente como para intentar convencerlo.

No Sora, nunca Sora

Y en momentos como este, al menos le consolaba pensar que ese cielo era todo suyo.
--

N/A. Digimon, sí. Mi fandom currente favorito: Yamato es Matt y Takeru es TK para quien no lo recuerde. Quería hacer un Sorato (SoraxMatt) pero no pude evitar meter a Gabumon en esto, y el tema de cielo lo tomé ya que el nombre de Sora significa cielo. Comentarios al botón verde.

3
Artes literarias / [Drabble] Tsubasa [TRC]
« en: 08 Octubre 2009, 18:43:54 pm »
Spoilers 220 en adelante.

Bien, estoy algo aturdida con eso de que Tsubasa ya se haya acabado. No lo siento terminado aún y mi cerebro no lo asimila. Acabo de hacer este drabble, no respondo de su calidad y está vinculado al momento en que los clones/padres eligen el nombre de "Syaoran".
___________________________________________

Tsubasa


Lo había pensado mucho pero optó por decírselo, dirigiendo una tenue sonrisa de reticente melancolía que esa persona comprendió. Rozó la pequeña mano infantil que se posicionó de su dedo índice en busca de seguridad, buscando ella la propia en la mirada de su persona amada.

-Tsubasa.

Él leyó en silencio aquel nombre, encerrándoles en sus varoniles brazos y susurrando que no podría existir un nombre mejor; porque, aun siendo creaciones y virando en la cuerda floja del futuro, esa pequeña existencia surgida de su amor sempiterno seguía siendo su esperanza, por mucho que sombras extrañas rodearan su futuro estaba segura que su niño encontraría la forma de que no terminase.

Aquellas alas que no simbolizarían más su dolor, resplandecían en los ojos castaños en los que se sumergió confiada, sintiendo el beso casto en su frente y un susurro cálido abrazando su aliento.

-Es perfecto.

Sí, definitivamente era perfecto.

4
Artes literarias / Réquiem [Original]
« en: 03 Julio 2009, 04:40:38 am »
Bien...este one-shot lo hice para el concurso "Corazón Roto" de CemZoo, desvaríos de una tarde bastante atareada ^^. No obtuve ningún premio pero mis calificaciones son algo alentadoras.Una muestra de lo que puedo hacer en originales y que no sólo tengo cabida para parejas crack xDD. Sin más, a ello.

Réquiem
[/b][/u]


Podía sentirlo todavía. El suave toque de su pequeña mano retenida por suya antes de una huida necesaria. Uno de los dos tenía que irse antes que las heridas comenzaran a sangrar de forma irreparable, antes que ambos corazones se rompiesen en pedazos demasiado pequeños para volverlos a reunir.

Muy diminutos cual cristal suelto a destiempo.

Sorbió un poco de la bebida tratando de pasar el sabor amargo de su boca. No tenía ni idea de cómo había llegado a para allí pero ahí estaba, quizá por instinto o un sopor que lo llevó sin que se diese cuenta, mientras las gotas de lluvia caían en picada contra las calles incrementando su estado a depresivo.

¿Qué si era tonto? Quizá lo fue en ese momento. Pero había esperado tantas horas por decir esas palabras que su lengua no se frenó por mucho e hizo algo que no estaba destinado a hacer. Algo que su alma agonizante deseaba desde su esquina miserable. Algo más que sólo ver a esa persona sonreír por las bobadas que él podía decir para alegrarla. Quiso más y lo perdió todo.

Yo…

Siempre soportó estar así, escuchándola sin oírla realmente. Tan sólo contemplando su rostro continuamente eufórico con un débil intento de sonrisa en los labios. Muriendo por dentro en los instantes en que la veía triste por las cosas que llegaba a contarle. Aguantó esa tortura continua y que su pecho se desgarrara día a día por la incertidumbre de ser o no correspondido, se creyó fuerte para mantener la máscara hasta que estuviese seguro que no abriría cortes recientes.

Los impulsos derrotaron a la cautela más sensata.

Bebió otro vaso más rápido derritiéndose en una ira apagada muriendo lento en su garganta. Quería llorar y las lágrimas insolentes desobedecían su orden de salir de una buena vez, a gritos de ser necesario. Nadie esperaba por él, nadie lo miraría o se compadecería si eso pasaba. Nadie le diría que la oscuridad es más densa antes del amanecer.

‘Yo…yo no puedo…

Mordió su labio inferior hasta que el sabor metálico de su sangre brotó y pudo sentirlo con una extraña sonrisa conmiserativa. Patético. La única palabra que podría usar para definirse era patético. Como un títere de trapo estrellándose siempre en las mismas paredes. Golpeando cada momento compartido con esa niña de mirada castaña que robó su sentido común en un segundo.

En menos de lo que esperaba terminó la botella entera de trago en trago. De respiro a respiro agónico que no era sino el alarido que nada en su raciocinio se atrevía a expresar. Empezaba a pesarle en el estómago, porque este ya estaba pidiéndole que dejase el licor. Si hubiera sido ella quizá le habría hecho caso.

—Otro.

El cantinero lo observó algo aturdido. ¿Cuántos ya iba ese muchacho? Había perdido la cuenta hacia un rato, charlando con sus usuales clientes. Pero, por algún motivo, pudo imaginar la razón.

—¿No crees que es suficiente por hoy, niño?

El tono compasivo de su voz no hizo más que encender la fibra temblante en su cerebro. Esa que frenaba en su compañía para no hacerle daño. A ella por quién estaba en ese lugar y que era el centro de su acabada vida desde que llegó. Por ella estaba siguiendo en la ruta y ella lo había asesinado entre sollozos.

Respeto es algo que no pensaba mostrar.

—Dije otro —insistió con una mirada asesina. Un repentino fuego que el hombre no deseó retar por simple pereza —otro y ahora.

—Bien.

No esperó a que le sirviese, tomó la botella el mismo desgarrando lo que impedía el líquido calmarle. Su mano sangró con el impacto de la pequeña tapa cobre, los cinco sentidos fuera de control que no escuchaban nada más.

‘Suéltame, por favor.’

Resultaba tan fácil perder algo que jamás se tuvo. Y aún así tratar de no ser cruel y no sacar a gritos una respuesta por la que aguardó tantas noches en vela. ¿Por qué no vengarse entonces? ¡Había vendido su alma por esa mujer y ella lo despreciaba como juguete usado! ¿Por qué no hacer lo mismo entonces?

Porque sería herético herir algo que curó tantas veces.

—¡Muchacho, detente! —exclamó el hombre tratando de arrebatarle la bebida sin mucho éxito —¡Mira el tamaño de ese corte, detente ahora!

—¡Déjeme en paz, maldita sea! —gritó, la rendición de sus pupilas y el llanto que le traicionó a quemarropa cual niño asustado — ¡Usted no tiene nada que ver conmigo! ¡Si quiero pudrirme aquí de borracho es mi problema!

‘Es que yo ya tengo…’

—¡Claro que es mi problema! —replicó el otro forcejeando sin éxito — ¡Eres un menor de edad, si tus padres llaman a la policía…!

—¿La policía? —su voz se quebró en una irónica risa, tan irónicas como las frases sadomasoquistas que su cerebro introducía —¡Al demonio con la policía, al demonio con mis padres y con todo! —pasó una mano con su cabello todavía riendo, todavía tratando de no mostrarse desesperado — ¡No tengo a nadie, a nadie y ella…!

‘Yo ya tengo a una persona…’

El mayor logró quitarle la botella por una fracción de minuto antes que el joven intentara recuperarla y volverla añicos contra su cabeza. Quería destruir algo ya. Cualquier cosa que estuviese a su alcance. Ya no sabía porqué no matarla. El motivo de no aniquilarla a causa de la fría traición.

Aunque ella no lo supiera, era traición.

—¡Ese sujeto! ¡Ese desgraciado, ese miserable! ¿Por qué él, demonios? —el ruido de un cuerpo cayendo de la barra hasta las mesas contiguas aturdió a los presentes, acostumbrados a tales discursos —¡Yo he estado todos los jodidos días de mi existencia por ti! ¡POR TI! ¡Y tú…!

Y tú le escogiste a él. A él quién destrozó mi vida entera y que jamás te amará como yo.

El cantinero secó la sangre producto de un fuerte puño estrellado contra su rostro en la pelea fútil que finalizó allí. Lo sabía, tenía que ser una mujer.

—Una mujer, claro.

Alguna vez ella se sintió desvalida y usada. Algún día ella lloraría hasta quedar seca y las mejillas se marcasen porque alguien no las secaría en su lugar. Sufriría como él y eso era lo más triste. Caería más bajo y eso no lo alegraba en lo absoluto.

Porque no sería él quien la torturase. Ni tampoco quien la consolara después.

La veía aún. Sonrientes brillos rojo violeta danzando por sus pupilas bondadosas que desaparecían con la bruma densa del alcohol extraviado. Extendía su mano para detenerla en su ida y no podía hacer más. Porque angelada se marchaba. Porque angelada desbarataba su corazón.

Alguien bajaría ese ángel puro del pedestal a tierra.

Y ese alguien jamás sería él.

5
Artes literarias / Duele [TRC]
« en: 30 Junio 2009, 02:18:25 am »
Contienen spoilers. La parte angst y rara del asunto, después del reecuentro del 222, es decir, lo que debe haber pasado Sakura buscando a esa persona ya en su vida reencarnada.

Duele

Podía decir que pasaba la mayor parte de su vida sentada en algún rincón de su habitación, mientras dejaba que los recuerdos fluían acuchillando lentamente su alma, y ella dejaba que sucediese aunque doliera. Dejaba que esos momentos agridulces retornaran a su lugar original mientras una sonrisa moribunda temblaba en la comisura de su boca.

Permitía que esa sonrisa creciera ahogando un sollozo, cubriendo su rostro en busca de no volver a llorar otra vez en esa semana. Pero era inevitable, ya los susurros penosos se trastornaban en gemidos desesperados, estremeciendo su pequeño cuerpo a pulso violento. Aquel rostro amado volvía, hundiéndola en el más inalcanzable deseo que terminaría por destruirla.

Sabía bien el nombre de esa persona que había amado en otra vida. Por la que atravesó universos distantes, arrancando su propia sensibilidad fuera para poder volver a verle. No se arrepentía, aún ahora, de que su corazón le perteneciese a esa hermosa mirada castaña que la envolvía en un abrazo, enjugando esas lágrimas que ya nadie se empeñaba en borrar.

No porque no le importasen las personas que tenía ahora. No, no era tan ingrata. Sin embargo, pretender que eso bastaba para seguir era iluso, desde que sus ojos esmeralda se abrieron a la luz en ese mundo supo que estaba atada a él. Que si no le encontraba pronto perdería todo su ser, con todo lo que eso involucraba, y no sentirse entre sus brazos la impulsó a aferrarse a sus propias ropas, rasguñando…destruyendo. Sin él no era más que una hoja al viento luchando por no ser pisoteada.

Quizá pasaría lo mismo, quizá alguien entraría a interrumpirla y ensayaría una torcida sonrisa. Cada sonrisa falsa que no podía surgir sincera, porque no eran para él y no lo serían hasta que pudiese repetirle aquella última confesión. Aunque estaban destinados a encontrarse, dudaba. Pues las memorias de esa vida pasada eran demasiado amargas, había hecho demasiado daño.
Yo sólo quiero vivir, contigo.

Apretó el boleto de avión contra sí, besándolo con una vaga corazonada que el suplicio acabaría. Su rostro delicado se marcaba en el camino insolente de perlas cristalinas, como había hecho siempre, de la misma forma que había llorado siempre cuando él le faltaba. En esas ocasiones también creía que su corazón se rompía en restos diminutos, marchando a su estomago y subiendo. ¿Valdría la pena en esta vida? ¿No tendrían que separarse otra vez?

Posiblemente era un castigo, y no importaba. Pagaría lo que fuere necesario, siempre que un segundo se le permitiese abrazarlo. Lo amaba, en esta vida, en la otra, en cualquiera que fuera a vivir o no. Y perderlo era algo que jamás iba a permitir.

-Espérame, Syaoran-kun… –pronunció en voz apenas audible, el billete hacia Hong Kong apretado en su pecho  –te prometo que te encontraré.

Porque de cualquier forma, se pertenecían.

6
Artes visuales estáticas / [LOTR] Tiras
« en: 17 Abril 2009, 06:09:02 am »
NO son mías. Las encontré en un foro y me gustaron por lo que me pareció que debía ponerlas  ::)
Para quienes hayan leído o visto LOTR (si no saben que es quiere decir que no lo lo han leído) o, como muchos conocemos, la trilogía del Maestro Tolkien

Spoiler: Heredero (hover to show)
Spoiler: Abismo de Helm (hover to show)
Spoiler: Niñera (hover to show)

Si herí la sucepctibilidad o fanatismo de alguien sólo díganlo  :-[. Posteado originalmente por Cydalima Faëlivrin en Mundo Freak.

7
Artes literarias / [CCS] No me daré por vencido
« en: 14 Abril 2009, 02:19:39 am »
¿Qué dire? Viendo el episodio 57 me inspiré en esto. Va con la canción así que ni modo.

No me daré por vencido

Nunca aceptaría a ese petulante. Podría ser gentil, atlético, talentosos y todo cuánto pudiesen decir pero él jamás iba a estar de acuerdo. Esas cualidades las podía tener cualquiera, Yukito incluso y él no estaba pavoneando por donde andaba en actitud de soy perfecto, contémplenme.

No, no se rebajaría a besar los pies de Hiragizawa. O al menos no mientras sus pulmones pudieran respirar.

Tampoco aceptaba el que ella cayese en su trampa. Frases como ‘¡Vaya, eso es genial!’ o ‘Eriol-kun, eres muy amable’ debían parar antes que cualquiera saliese lastimado. Sakura no podía dejarse engatusar por ese sujeto; y él –como su amigo- debía asegurarse de ello.

Aún si sus sentimientos no estuviesen claros. Él seguiría estando al acecho, dispuesto a protegerla con la vida si resultaba necesario. Incluso desconociendo el porqué de su rabia contra en inglés o las oleadas de balbuceos cuando Sakura le sonreía.

¿Estás bien, Syaoran-kun?

Eriol Hiragizawa no ganaría su puesto. Si le creía tan débil para rendirse con esa facilidad estaba ciego. Protegería a Sakura pase lo que pase.

Pase lo que pase, nunca se daría por vencido.
__________________________________________________________________
N/A. Yo no pienso eso de Eriol ni creo que Syao lo piense (todo lo contrario  ::))

8
Artes literarias / [Drabble] Kizuna
« en: 14 Abril 2009, 02:12:45 am »
Este drabble me salió inspirado hace mucho pero ni idea de porque no lo puse. Se ambienta en el flashback de Clow *poner cosas fresa ahora...no tengo remedio]

Kizuna

Conocía cada tipo de sonrisa. Todas y cada una de ellas, aunque no las despectivas, las veía a diario dirigidas a su pequeña persona. Aquellas plenas y cariñosas de sus padres, burlonas de su hermano mayor, comprensivas del sacerdote y las más admirativas de parte de los habitantes en la desértica ciudad donde ella era adorada como el sol. Cualquiera le provocaba felicidad, deseos de devolverlas con la misma energía y corresponder los buenos deseos de su portador.

Tal vez por ello, el hecho de saber siempre de qué modo reaccionar, le desconcertó bastante el efecto que tuvo en ella una sonrisa suya, regalada por agradecimiento. Su rostro enrojeció de repente, el aliento se congeló dentro de la garganta sin posibilidades de salir y su mirada verde quedó embobada hacia ese punto fijo. Jamás una sonrisa la había encantado a tal grado, amaba las de sus padres pero esta tuvo un toque distinto, dulce, mágico.

Demasiado para tratar de olvidarla por mucho tiempo. Apenas podía recordar las palabras que le dirigió en ese momento o las que pudo decir luego. Lo único que llegaba al cerrar los ojos era el momento en que esa suave sonrisa colocó cargas eléctricas por su pequeño cuerpo impidiéndole el razonar.

Incluso sonrió de nuevo al recordarlo, el agradable rubor en sus mejillas. Era tiernamente extraño sentirse así, feliz como transportada aun universo paralelo y evocarlo quitaba poco a poco sus dudas. Algún día podría saber qué era aquel cálido sentimiento envolviendo su corazón al verle.

No importa.

Mientras pudiera seguir contemplando una sonrisa de Syaoran el motivo no importaría.

___________________________________________________________________________
N/A. La edité de su versión original pero todavía no tengo idea de qué significa Kizuna. xD

9
Desde que salió el OAD de Tsubasa Shunraiki yo y mi hermano hemos mantenido una discusión que quisiera compartir y aclarar. Desde Tsubasa Tokyo Revelations hasta Tsubasa Shunraiki. ¿Se ha avanzado? ¿Empeorado? ¿Sigue igual?
Por mi parte, pienso que se avanzó en muchos aspectos (quitando la decepción que me llevé con el ending *-*) pero quisiera saber lo que piensan.
Si este tema es inapropiado o ya está discutido en otro, me avisan y lo quitaré ^^

10
Offtopic ~ otros / [Opiniones] AMVs y el copyright
« en: 14 Marzo 2009, 18:29:46 pm »
Si ya hay un tema parecido, avísenme y lo borraré.
Estos últimos meses ha habido una intensiva campaña de eliminación o cambio sistemático de los AMVs por parte de youtube. Muchos buenísimos videos están silenciados o con el audio cambiado.
¿Qué opinan de esto? ¿Es necesario hacerlo a pesar de que no se hace con ningún fin lucrativo?
*No, porque no respete los derechos de autos, claro que lo hago*

11
CLAMP / [Test] ¿Qué mago de CCS eres?
« en: 12 Enero 2009, 04:21:08 am »
Konichipuu! Este test lo encontré nadando por la inter y me gustó mucho

http://www.hiiragizawa.net/ccs/test/

Mi resultado:
Wiii estoy tan contenta

12
Artes audiovisuales y musicales / Nienor AMVs [Spoilers]
« en: 20 Diciembre 2008, 05:27:01 am »
No pude evitar querer compartirlo. Espero todo tipo de opiniones.  ;D

http://es.youtube.com/watch?v=vHH8jMssb7o
Por favor véanlo en alta calida  :D ;D

Act. 19/01/09

Pongo también mi nuevo beta  ;D porque necesito una opinión para terminarlo  ;D
http://www.youtube.com/watch?v=vgvHQcWug9M
Alta calidad por favor

Act. 24/01/09

¡Crap! Pongo el orgullo de mis ojos para esperar comentarios.
http://www.youtube.com/watch?v=00qdcMGofs0

Ja ne!

13
Manga / ¿'Ese dia'?
« en: 21 Octubre 2008, 02:16:16 am »
En el manga de Tsubasa y XxxHolic se dice que va a llegar ese día,
Spoiler (hover to show)
e incluso Yuuko le dijo a Domeki que guardara algo- ahora no lo recuerdo muy bien- para que ese instanet no sea el último.
Hipótesis ¿Qué pasara en ese día? ¿A qué se refiere Yuuko? ¿Cual es el papel de Syaoran y Watanuki en todo eso?  ???

14
Artes literarias / I've been alone [TRC][Drabble]
« en: 21 Octubre 2008, 01:01:55 am »
Spoiler (hover to show)
Sangre, dolor…
¿Algún día imaginó sentirlo a tal magnitud en sí misma?
Quizá nunca porque juraba que Syaoran siempre estaría allí para desangrarse por ella.
Y ahora era justo su espada la que le atravesaba de parte a parte destruyendo y haciendo nacer una insensata esperanza.
--¡SAKURA!
El grito del Syaoran real nubló su pensamiento e incrementó su culpa…porque ella lo había evitado todo ese tiempo produciéndole la angustia que a ella la asesinaba cada día un poco más.
Porque él quería ver en ella a su princesa…no podía lastimarlo de ese modo.
Porque no iba  a permitir que siguiera hiriéndose así por su causa, no siendo ella su Sakura.
Tan herido y macilento que se encontraba ya…
--Tu Sakura…no soy yo…porque yo no soy…la misma…Sangrante, habló poblada de tristeza, de compasión tal vez.
--Tu también sabías… que yo no era la Sakura real… ¿no es así?-habló al joven presa del terror, de un sufrimiento por el que ya había pasado y volvería a pasar.- es por eso que dijiste…aquella vez…
Los recuerdos en que aquella princesa es lo que más valoras no son de mi corazón ¡Son del Tuyo!Le miró alentándolo, pese a observar el calvario en las cuencas ambarinas, tan parecidas a las adoradas.
--Tu Sakura está esperando.
Sintió su cuerpo desvanecerse en pétalos de cerezo, extrañamente ya no lastimaba tanto.
--Entonces, por favor…-rogó a Syaoran.- por el bien de la persona que más te importa.- repitió las palabras otrora pronunciadas.- sé libre…
Debía hacerlo por el bien de su corazón, que anhelaba con vehemencia hacerlo sin importar los riesgos.
Se lanzó en brazos del clon, esa calidez penetrando en lo poco restante de vida.
Esa calidez que la hacía tan feliz, incluso en ese momento…
El almendra en que deseaba perderse otra vez.
--Aunque seamos sólo creaciones, somos los mismos…-murmuró contra su piel, lujuria y deseo enloqueciendo las entrañas de mente.- y mientras ellos no mueran, no terminará…
No sospechaba que el real descendiente de Clow se despedazaba de tormento como ella en pétalos suaves tocando la mejilla del clon y ciñéndose para su sorpresa.
Quizá aun no había perdido todo…
Con lo poco que podía ganar antes del abismo, susurró devotamente.
--Yo te a…Y mientras ella se perdía en el viento, “Syaoran” observó su sangre tiñéndole las manos…rabia impotencia y muerte de por medio.
Se odió como nunca odió a nadie antes.
Si, estaba perdida y para siempre.
Por propia mano, no la volvería  a ver
Un alarido desgarrador cubrió el ambiente, voz cargada de ignoro, de odio, de amor contrariado.
Huyó entre sombras, una espada invisible hundida en su propio corazón.
La historia de ambos había terminado.
De la forma más trágica posible.

Páginas: [1]